Conéctate con Nosotros

Nacionales

Sanaratecos logran dictamen favorable en el Congreso sin apoyo de su diputado

Redaccion

Publicado

en

EL PROGRESO | Cansados del aumento del índice de muertes de accidentes de tránsito en el cruce de Sanarate, El Progreso, el cual es considerado y conocido como «El Cruce de la Muerte», pobladores del municipio lograron históricamente una respuesta positiva del Congreso para solucionar el problema.

Al ver la indiferencia de las autoridades y de su diputado representante en el Congreso de la República, pobladores sanaratecos se organizaron para tomar acciones por su cuenta.

La primera acción del Grupo Organizado de Vecinos Sanaratecos, fue la recaudación de firmas de pobladores, quienes se volcaron a apoyar la acción para entregar el manuscrito de peticiones legalmente en el Congreso, con el objetivo de lograr la aprobación y asignación de presupuesto para la construcción de un paso a desnivel en el Km. 53 de la ruta al Atlántico.

En esa ocasión, la representante de los vecinos de Sanarate, Aleyda Ordoñez, sostuvo una reunión con el diputado Orlando Blanco de la Bancada del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y con los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del poder legislativo.

Al no tener respuesta positiva por los parlamentarios, por primera vez en toda la historia, sanaratecos salieron a manifestar pacíficamente y bloquearon la ruta al Atlántico para presionar a las autoridades, logrando que su solicitud fuera analizada en el Congreso.

Tuvieron que morir más de 90 personas trágicamente para que 140 diputados votaran a favor de un dictamen positivo en la Comisión de Finanzas, para que se analice el presupuesto de asignación de la construcción de la obra vial.

Sin embargo, 80 votos a favor son los que se necesitarán para que el presupuesto sea aprobado definitivamente y se construya el paso a desnivel en el Km53 de la ruta al Atlántico en el cruce de Sanarate, El Progreso y así evitar más muertes.

Este logro de los sanaratecos se debió a la presión, perseverancia y esfuerzo de los vecinos que se organizaron para presionar a las autoridades.