Conéctate con Nosotros

Internacionales

Roban joyas de museo alemán en Dresde

Redaccion

Publicado

en

ALEMANIA | Alrededor de 100 piezas de un tesoro invaluable fueron robadas en un audaz atraco a la bóveda de un castillo en la ciudad alemana de Dresde.

Varios delincuentes entraron el lunes a la Bóveda Verde, una de las colecciones de obras maestras más grandes de Europa, llevándose artefactos de “valor incalculable”, según Roland Woeller, un político local.

“Este es un ataque contra la identidad cultural de todos los sajones y el estado de Sajonia”, agregó Woeller.

La bóveda cuenta con una asombrosa colección de joyas históricas y adornos preciosos, desde brillantes tazones tallados en cristal y ágata hasta figuras adornadas con joyas y copas hechas de huevos de avestruz con oro.

Una de las piezas más famosas de la colección, un diamante verde de 41 quilates conocido como el Diamante Verde de Dresde, no se encontraba en el museo en ese momento. Actualmente, está en al Museo Metropolitano de Arte de la ciudad de Nueva York, como parte de un préstamo.

La policía recibió una llamada el lunes a las 4:59 am de la seguridad del museo, diciendo que se estaba produciendo un robo, indicó el presidente de la policía de Dresde, Jörg Kubiessa, a los periodistas en una conferencia de prensa.

“Dos sospechosos fueron vistos en el circuito cerrado de televisión”, dijo el director en jefe de la policía criminal de Dresde, Volker Lange, y agregó que otros también podrían haber estado involucrados.

El video fue luego publicado por la policía de Sajonia. Muestra a dos personas vestidas con ropa oscura, moviéndose rápidamente a través de la galería con linternas. Uno de ellos luego usa un hacha para romper el vidrio (el video revela que el autor da al menos nueve golpes antes de que se rompa el vidrio).

Lange dijo que tras cortar una reja y romper una ventana, “los sospechosos entraron … caminaron hacia una vitrina de vidrio, la rompieron y se fueron, desaparecieron”.

Castillo en Dresde
(Crédito: Staatliche Kunstsammlungen Dresden/David Brandt via AP)

Cerca al momento del robo, un incidente eléctrico apagó las luces de la calle en el área. Según una declaración publicada posteriormente, los investigadores trabajan bajo el supuesto de que los dos incidentes estaban relacionados.

La policía también dijo que los ladrones abandonaron la escena en un Audi A6. Lange indicó que las autoridades emitieron alertas y cerraron las salidas en la autopista. Un auto idéntico fue incendiado en un garaje subterráneo en una parte diferente de la ciudad poco después del atraco, agregó la policía.

Marion Ackermann, directora de la Colección de Arte Estatal de Dresde, dijo que tesoros “incalculables” que datan del siglo XVIII habían sido robados de la bóveda.

Agregó que los tesoros eran propiedad del estado de Sajonia y no estaban asegurados, lo cual es algo usual para los artefactos propiedad del Estado.

Joyas
Crédito: Policía de Sajonia

En la tarde del lunes la policía publicó imágenes de algunos de los artículos que fueron robados. Están incluidos un collar de perlas y otras piezas de joyería y artículos que contienen diamantes y piedras preciosas.

Ackermann dijo que el valor del atraco es difícil de determinar, porque los elementos no se consideran para la venta. Entre las piezas robadas había diamantes, perlas y rubíes.

Ella dijo que esperaba que no hubiera un mercado para comercializar las piezas robadas porque los tesoros de la Bóveda Verde son muy conocidos.

Christopher Marinello, presidente ejecutivo de Art Recovery International, una firma de abogados especializada en la recuperación de obras de arte robadas, señaló que en la mayoría de los casos de robo de arte, los autores se presentan después en busca de cobrar un rescate de una compañía de seguros o un gobierno.

“Sin embargo, esta narrativa cambia cuando se trata de oro y piedras preciosas”, aclaró. “El oro se puede derretir rápidamente y las piedras se vuelven a cortar para que no se puedan identificar”.

Ackermann indicó que la idea de que las piezas fueran modificadas era “un pensamiento horrible”.

Joyas
Crédito: Policía de Sajonia

Pero Marinello destacó que el valor cultural de los artículos podría no ser importante para los delincuentes. “Son bárbaros culturales despiadados que le robarían a su propia madre”, dijo.

Ackermann agregó que el personal de seguridad vigila el museo las 24 horas del día.

Cuando se le preguntó por qué los guardias de seguridad no intervinieron para evitar que los ladrones huyeran de la escena, dijo que se siguió el protocolo de seguridad correcto. “Los guardias están desarmados”, dijo.

La policía aseguró que no tenía información sobre si los ladrones contaban con “conocimiento interno”, pero agregaron que estaban investigando esa posibilidad.

El primer ministro de Sajonia, Michael Kretschmer, tuiteó que el atraco significaba que todos los sajones habían sido “robados”.

“Los objetos de valor encontrados aquí han sido ganados con esfuerzo por la gente de nuestro Estado Libre durante muchos siglos”, escribió Kretschmer.

La colección alojada en la Bóveda Verde fue creada a principios del siglo XVIII por Augusto II el Fuerte, gobernante de Sajonia. Trabajó para hacer de Dresden un centro importante para las artes, invitando a escultores, orfebres y pintores talentosos a establecerse y encargó una serie de magníficas habitaciones para exhibir sus objetos de valor, como una forma de anunciar la prominencia cultural de la ciudad además de su riqueza.

El museo dijo que estaba cerrado el lunes por “razones organizativas” y se estableció una comisión especial de policía tras el atraco.

Ackermann dijo que el museo esperaba reabrir más adelante esta semana, pero que dependería de la investigación de las autoridades.

*Información de CNN En Español

Publicidad