Conéctate con Nosotros

Oriente

Niña de 13 años es mordida por una serpiente en Sanarate

Mario Ceron

Publicado

en

EL PROGRESO | Cuando jugaba en el patio de su casa, una niña de 13 años fue mordida por una serpiente en la Colonia El Esfuerzo del municipio de Sanarate, El Progreso informaron socorristas de Bomberos Voluntarios.

La menor, quien fue identificada como Lesly Janete Gereda, de 13 años; fue mordida por una serpiente en el pie, por lo que sus padres inmediatamente dieron aviso a cuerpos de socorro, quienes llegaron hasta el lugar para atender a la niña, quien sufrió además, crisis nerviosa por lo sucedido.

Paramédicos de Bomberos Voluntarios, trasladaron a Lesly a la emergencia del Hospital Nacional de Guastatoya para recibir atención médica y ser evaluada, ya que se desconoce si la serpiente que la mordió era venenosa.

Según familiares de Gereda, la serpiente que la mordió era de color rojo con manchas negras, sin embargo, en el mundo existen 89 diferentes especies de la serpiente Coral venenosa, la cual tiene los colores que manifestaron a elementos del casco negro.

Características de la serpiente coral

Son un grupo de serpientes pertenecientes a la familia Elapidae, una familia de serpientes venenosas que poseen colmillos huecos, a través de los cuales inyectan su veneno. Existen unas 89 especies de serpientes coral y son parientes, según su rango taxonómico, de otras muchas especies conocidas por su peligrosidad como la cobra, la mamba y la serpiente marina.

Se extiende por el sur de Estados Unidos, desde el sur de Carolina del Norte hasta Louisiana y en Florida. Suelen habitar zonas de densa vegetación, encontrándose escondidas bajo la hojarasca o bajo la tierra y saliendo a la superficie únicamente cuando llueve o en época de reproducción.

Son carnívoras y se suelen alimentar de reptiles y anfibios como ranas, lagartijas o serpientes de menor tamaño, paralizándolas primero mediante su veneno y tragándolas lentamente gracias a la gran capacidad de abertura de su mandíbula. En la caza es moderadamente agresiva, aunque por lo general son animales pacíficos y solitarios, mordiendo a los humanos de forma muy puntual y sin existir, a día de hoy, ninguna muerte registrada.

Características de la serpiente falsa coral

Pertenece a la familia Colubridae y se le atribuyen una gran variedad de nombres, culebra real coralina, coral ratonera, serpiente real roja, etc. Se reconocen alrededor de unas 24 subespecies, las cuales, a pesar de ser muy parecidas presentan rasgos que las distinguen como por ejemplo, variaciones en su longitud o en su coloración.

Se extiende por el sur de Canadá, Estados Unidos, América Central, México y el norte de Sudamérica. Suelen encontrarse, al igual que la auténtica coral, en zonas de mucha vegetación, aunque también habitan sabanas abiertas y en algunos casos hasta áreas urbanas.

Son carnívoras y se alimentan principalmente de pequeños mamíferos como ratones y ratas, algunas aves, incluyendo sus huevos y otros reptiles de menor tamaño, como otras culebras, ranas o lagartijas. Es una especie solitaria, de forma que, únicamente forma grupos en periodos de hibernación, suelen tener hábitos nocturnos, aunque algunos ejemplares pueden ser activos también durante el día. No son especies peligrosas, ni venenosas, el único miedo o preocupación que pueden causar es su confusión con la auténtica serpiente coral.

Diferencias entre serpiente coral y falsa coral

A continuación, explicamos cuáles son las diferencias entre serpiente coral y falsa coral, que serán las calves para poder reconocer de qué especie es el ejemplar que tenemos delante si nos encontramos con alguno.

Diferencias en el patrón de colores

La serpiente coral presenta anillos de color amarillo, rojo y negro, al igual que la falsa coral, aunque el tono del amarillo de esta puede ser casi blanquecino y, además, los presentan en orden diferente. No obstante, se diferencian en el orden en el que se presentan esos anillos. De esta forma, si el color amarillo aparece junto al color rojo, nos encontraremos con una coral auténtica, siendo el patrón común rojo-amarillo-negro-amarillo-rojo, aunque también es cierto que no todas las especies siguen el mismo patrón, por lo que puede variar dependiendo de la región.

Además, en la serpiente coral, los anillos son cerrados, es decir, recorren incluso el vientre de la serpiente, mientras que, la falsa coral puede presentar únicamente los colores en su costado, siendo su vientre blanco y los anillos por tanto, incompletos.

Diferencias según la cola

La auténtica coral solo dispone del color negro y amarillo en su cola, sin que exista ni un pequeño matiz de rojo. Además, al sentirse amenazadas, la serpiente coral hincha el extremo de su cola para simular que es otra cabeza y crear confusión ante su atacante.

Diferencia a la serpiente coral de la falsa coral por su cabeza

La forma y el color de su cabeza puede ser un indicador para revelar la autenticidad de la especie. La verdadera coral tiene la cabeza de color negro y amarillo y un hocico corto, en comparación con el resto de especies similares que tienen la cabeza más alargada y de otras tonalidades.

Diferencias según los ojos

La verdadera coral tiene unos ojos pequeños con respecto al tamaño de su cabeza, con pupilas redondas y de colores similares a los del resto de su cuerpo, siguiendo el mismo patrón de color. Por otro lado, la falsa coral muestra ojos de un tamaño mayor, marrón-rojizo oscuro y pupilas más alargadas.