Conéctate con Nosotros

Nacionales

Miércoles de Ceniza, el paso hacia la Pascua

Publicado

en

Por Redacción y AGN

Guatemala – Este día, miles de católicos de Guatemala y el mundo visitan los templos por el Miércoles de Ceniza, fecha que inicia la Cuaresma o tiempo penitencial.

Según costumbres y tradiciones, vestirse de ceniza o cubrirse con ceniza siempre ha tenido un significado penitencial. Dicho significado está reforzado en las Sagradas Escrituras, sobre todo, en el Antiguo Testamento.

De hecho, los judíos se cubrían con cenizas después de haber pecado o en señal de preparación para algún acontecimiento sobresaliente. Así, encontramos que desde los reyes hasta el pueblo en general se cubrían de polvo y ceniza y rasgaban sus vestidos como muestra de humillación y reparación del pecado.

Según la iglesia católica, la imposición de la cruz de ceniza también tiene sentido de humildad y penitencia. Con esta señal, que identifica a los hijos de Dios, el cristiano recuerda que es marcado por la gracia, no por el poder del mal.

Es decir, como pueblo elegido, Israel también pasó por períodos de prueba y arrepentimiento. Algunas crónicas detallan la humillación de los reyes ante Dios con el objetivo de reparar su culpa.

Reparación y perdón

En la misma línea de la reparación y el perdón, la iglesia católica celebra este día el paso hacia la preparación de la Pascua. Es decir, son 40 días que simbolizan el tiempo de retiro de Cristo en el desierto.

Este paso es simbólico, porque representa el tránsito de la preparación del cuerpo y el alma para la pasión, muerte y resurrección del Hijo de Dios.

Al respecto, la frase Arrepiéntete y cree forma parte de la imposición de la cruz de ceniza en la frente de los creyentes. Dicha frase vino a reforzar la de Acuérdate que polvo eres y en polvo te convertirás.

La sencillez y la simpleza marcan este día, en señal de despojo de la vanidad y los bienes del mundo.

Ceniza vegetal

La ceniza que se utiliza es producto de quemar los ramos que se bendijeron el Domingo de Ramos del año anterior. De hecho, es ceniza vegetal y no lleva ningún otro componente. El sacerdote la bendice y luego la impone.

Ayuno, oración, vestirse con sencillez y simpleza, arrepentimiento, camino hacia la cruz son algunas frases que marcan este período que antecede a la Pascua del Señor o Pascua de Resurrección.