Conéctate con Nosotros

Oriente

Kevin trabaja a sus 8 años para llevar el sustento diario a su casa en donde vive con su abuelita

Juan Lemus

Publicado

en

CHIQUIMULA | Tiene solo 8 años y es un emprendedor que trabaja para sacar adelante a su longeva abuelita, ya que lamentablemente sus padres fallecieron y únicamente viven ambos en una humilde vivienda en San Jacinto, Chiquimula.

El pequeño Kevin como fue identificado por un buen chiquimulteco que dio a conocer su historia en las redes sociales, lleva el pan diario a su casa con la venta de verduras que vende de casa en casa.

Kevin se levanta todos los días para viajar desde muy temprano a la cabecera departamental de Chiquimula, en donde compra con el dinero de la venta del día anterior, un costal de güisquiles y limones para regresar a venderlos a su municipio.

Según el chiquimulteco que lo encontró y le brindo una mano de ayuda, dijo que Kevin comento, que todos los días gasta Q30 en pasaje para viajar a la cabecera para comprar la mercadería que vende y que únicamente le quedan Q20 de ganancia para comer él y su abuelita.

Con estas palabras, se dio a conocer la historia de vida de Kevin en las redes sociales:

«Hoy me ha partido el alma este niño, 😢 él se llama Kevin Alexander Santos, es un niñito de apenas 8 añitos, es de San Jacinto, Chiquimula, él viaja a la cabecera departamental a comprar costales de güisquiles y se viene en bus de regreso, dice que le cobran quince quetzales de venida y quince de ida, quedándole veinte quetzales diarios de ganancia. El papá y la mamá murieron y solo él es, y su abuelita ya está demasiado ancianita, vende güisquiles y limones.”

El pequeño de 8 años, le gusta trabajar y le motiva ser alguien importante en la vida para salir adelante, es emprendedor, luchador y a su corta edad, ya sabe llevar un hogar.

Kevin se apoya con la estación de Bomberos Voluntarios del municipio de San Jacinto, en donde deja guardado el sus costales con verduras y no se va a su casa hasta terminar la venta del día.

La publicación en Facebook finalizo con este mensaje:

“Por si usted lo ve en la calle vendiendo cómprele, pobre Niño que vida le está tocando vivir y es admirable ver su deseo de salir adelante y de poder ayudar a su abuelita 👵, él deja depositado su costal de limones y güisquiles, frente a los bomberos, y se va hasta que los termina. Si usted desea ayudarle será de gran bendición para él”.

Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *