Conéctate con Nosotros

59 Vuelta Ciclística a Guatemala

El análisis de la Séptima etapa en San Marcos

Publicado

en

#59VueltaCiclística | Manuel Oseas el “Olímpico” Rodas protagonizó un hecho que no es muy común en el ciclismo, porque pasó la meta con su bicicleta dañada debido a que se le quebró el sillín. Ese problema lo vivió a 500 metros del final de la Séptima etapa, la cual finalizó hoy martes 29 de Octubre de 2019 frente al parque central de la ciudad de San Pedro Sacatepéquez, tras recorrer 116 kilómetros.

El trayecto que empezó con carrera controlada en el mismo punto de llegada, inicio de manera oficial frente al Palacio Maya, en San Marcos. De allí los gladiadores enfilaron hacia Esquipulas Palo Gordo, en donde se disputó un circuito de siete vueltas, para concluir en el punto señalado y que dejó como ganador al pequeñín José Canastuj, originario de Tecpán Guatemala, del equipo Ópticas Deluxe, quién cubrió la distancia en 3h.10m.45s. Ese mismo les correspondió al colombiano George Tibaquira y al nacional Nervin Jiatz, del Hino-One-La Red.

Rodas Ochoa recibió el mismo tiempo del pelotón, pero fue ubicado en el puesto 45 en la llegada. No obstante ese inconveniente, mantuvo por tercer día consecutivo el liderato de la general. La caravana lamenta las caídas, que provocaron el abandono de los corredores Wenderly Pérez, de la Asociación de Quetzaltenango, y Larry Maldonado de la Asociación de San Marcos. Esperamos su pronto recuperación.

La etapa que se solvento sobre un terreno que tuvo plan, ascenso, descenso, túmulos y cerradas curva, fue controlada por las unidades del equipo del líder Rodas, el Decorabaños. Las fugas no significaron ningún riego porque no pasaron de más de un minuto y también porque no involucro a pedalistas que significaran riesgo para el equipo del líder Rodas. También resaltó el colorido en toda la ruta del circuito. Hubo carteles, mantas, globitos, quema de cohetillos, banderas y casas adornadas, que le dieron un toque especial a la carrera.

Manuel y el resto de competidores se preparaban para disputar el embalaje final, cuando afrontó el inconveniente descrito al principio de esta nota. Por centímetros no se cayó porque aún con dificultad pudo mantener el equilibrio, pero el daño en el sillín lo dejó al margen de esa batalla por la etapa. José Canastuj se posesiono de la mejor manera y eso le permitió vencer. “Siempre tuve el sueño de ganar en una Vuelta a Guatemala y por fin cumplí con ese deseo. El triunfo va para mi equipo, a mis padres y todos los aficionados de Tecpán Guatemala”, resaltó Canastuj, que recibió de obsequio un gallo shecano.

Desde San Marcos y con la mira puesto en Momostenango, los saludamos. Gracias por seguir a los ases en la 59 Vuelta. (Carlos Morales Chacón -Camoch-).