Conéctate con Nosotros

59 Vuelta Ciclística a Guatemala

El Análisis de la primera etapa de la Vuelta a Guatemala

Publicado

en

#59VueltaCiclística | Un remate espectacular le permitió a Julio Padilla, del Ópticas Deluxe, vencer con autoridad en la primera etapa de la 59 Vuelta a Guatemala, que se disputó este miércoles 23 de octubre de 2019, la cual empezó en San Benitó, Petén, de manera controlada, para empezar oficialmente en el centro comercial Metro Plaza a un costado del aeropuerto de Santa Elena, Petén, y concluir en la terminal de autobuses de Río Dulce, Izabal.

Fueron 204 kilómetros con buen promedio de velocidad (42.93 kilómetros por hora). Padilla detuvo los cronómetros en 4h.45m.7s. El segundo y tercer lugares fueron para el peruano Alonso Gamero, que corre por segunda vez en Guatemala, y Dorian Monterroso, quién lo hace por octava ocasión, respectivamente. El triunfo de Padilla, de 27 años, es el primero en sus siete apariciones en Vueltas a nuestro país. “Es un gran triunfo. Lo vamos a disfrutar al máximo con mis compañeros. Queremos dar espectáculo y haremos el mejor esfuerzo por lograrlo”, expreso el histórico líder, quién inscribe su nombre como portador del añorado suéter de la Vuelta a Guatemala.

La más extensa de las etapas de la carrera, que se corrió con una temperatura promedio de 30 grados, no mermó el ímpetu de los gladiadores de las carreteras, pero significó trabajo adicional para los asistentes, quienes en promedio abastecieron con 12 pachones a cada uno de los seis ciclistas de los equipos con diferentes tipos de líquidos hidratantes.

Otro factor que contribuyó a que la carrera fuera rápida fue porque el pelotón se fracturo. En el segundo grupo se quedaron unidades de Decorabaños con Manuel Rodas y Alfredo Ajpacajá, campeones en el 2017 y 2018, respectivamente, así como del Hino-One-La Red. El mayor problema lo afrontó “Meme” con su bicicleta. Los cambios electrónicos de piñón y plato de su bicicleta no funcionaron de manera normal. Después hubo que pedalear fuerte para unirse al primer grupo, pero por momentos la diferencia fue de más de dos minutos.

Las piernas temblaron, no solo por ese inconveniente, sino por cierta dosis de nerviosismo. Al final, pero sin antes pasar penas, todo se tranquilizó. Las principales figuras volvieron a conformar el paquete principal. Después llegó otra emoción a diez kilómetros de la llegada con una fuga en donde figuró Julio Padilla. El resto de participantes en ese escape paulatinamente fueron “cazados”. Quién no se rindió fue Padilla, que remató con suficiente potencia lo que provocó el delirio de los cientos de aficionados que aclamaron con todo tipo de manifestaciones al flamante “rey” de la etapa. Desde Río Dulce saludamos a quienes leen estas líneas. (Carlos Morales Chacón -Camoch-).

Publicidad